Bayas

Cada producto MOSSA contiene extractos de bayas muy concretas que crecen y son recolectadas en las regiones nórdicas. Estas bayas son extremadamente ricas en vitaminas e ingredientes activos que tu piel entiende, reconoce y aprovecha. Escoge los productos más efectivos según tu tipo de piel.

Espino amarillo
  • Fuente de Omega 7, vitaminas E y A y en su composición hay una fuerte presencia del legendario superóxido dismutasa. El Omega 7 es considerado un nutriente muy especial que protege, revitaliza, hidrata y restaura el confort de la piel. Un producto que te llena de belleza y que desafía los signos de la edad.

 

Mora
  • El aceite de esta baya contiene un 70% de ácidos grasos poliinsaturados, incluyendo omega 3 y 6, que ayudan en la renovación de la barrera hidrolipídica de la piel y de los niveles de hidratación y protección.
  • Contiene vitaminas, antocianinas y fenoles que luchan contra el estrés oxidativo, frenando los procesos de envejecimiento y contribuyendo a la regeneración de la piel.
Ciruela
  • Aporta suavidad, nutrición e hidratación a las pieles castigadas.
  • Rica en vitamina E que tiene un papel fundamental en la prevención del deterioro del colágeno y en la regeneración de la piel.
Frambuesa
  • El aceite de esta baya contiene un 83% de ácidos grasos esenciales, entre los que abundan el linoleico, alfa-linoléico y oléico.
  • La composición de estos ácidos ricos en omegas 3 y 6 ha sido probada en la disminución del proceso oxidativo y el estrés en la piel.
  • Una fuente muy rica de ácidos alfa y gama es la vitamina E, conocida como tocopherol, junto con los carotenos como la vitamina A.

 

Rosa canina
  • Por su alta concentración en Pro-retinol A (145 mcg/g aceite) es utilizado para la regeneración intensiva de la piel y como un agente protector y anti-edad que disminuye los signos del fotoenvejecimiento.
  • El Omega-6, cuyo contenido supera el 55%, ayuda a renovar la barrera lipídica de la piel y los niveles de hidratación y elasticidad.

 

Mora de los pantanos
  • .Su alta concentración de vitamina C (4 veces más que la de la naranja) estimula la biosíntesis de colágeno y la renovación de la piel.
  • Su composición rica en antioxidantes lucha contra los efectos medioambientales y el estrés oxidativo.
Arándano
  • Ofrece los mejores resultados conocidos de todas las bayas, frutas y vegetales.
  • Los antioxidantes del tipo antocianinas estabilizan las fibras de la biosíntesis de colágeno, ralentizando los procesos de la edad.
  • Contiene varias formas de vitamina E (tocoferoles alfa, beta, gama y tocotrienoles alfa y gama) así como una elevada concentración de vitamina A, B y C.
Grosella blanca
  • Altas concentraciones de ácidos AHA de la fruta (málico y cítrico) que ayudan a limpiar la piel y a equilibrar el nivel del pH.